Carcinoma de células escamosas en gatos. TC y tiempo de supervivencia

Los tumores orales suponen del 3% al 10% de todas las neoplasias en el gato. El carcinoma de células escamosas es de los más frecuentes dentro de las neoplasias orales, siendo en torno al 61.2%-76.2% de las mismas1. En el humano el carcinoma escamoso es el tumor más frecuente de la cavidad oral.
carcinoma de celulas escamosas en gatos
Imagen de Vets Affinity

La tomografía computerizada (TC) se utiliza de forma rutinaria para el diagnóstico y estadiaje del tumor. Por ello, se diseñó un estudio que quería mostrar las características mediante TC del carcinoma de células escamosas en gatos y su correlación con la supervivencia de cara a mejorar el manejo de esta patología en el gato.


El carcinoma de células escamosas en el gato se da entre los 10 y 12.5 años de edad de media y se ha relacionado con el uso de collares antipulgas y algunas dietas específicas (uso elevado de atún en lata…) Las localizaciones más frecuentes comprenden en orden descendente de frecuencia: la zona lingual y sublingual, la encía, la faringe y las amígdalas. En los gatos se considera el carcinoma de células escamosas una enfermedad invasiva a nivel local pero con bajo potencial de metástasis a distancia. Aún así, casi un tercio de los gatos presentan metástasis ganglionares.

A nivel clínico se caracteriza por una lesión inflamatoria supurativa con signos de necrosis. Las lesiones menos expresivas plantean el diagnóstico diferencial entre el granuloma eosinofílico, hiperplasia gingival, estomatitis linfoplasmocitaria, enfermedad periodontal avanzada y otros tumores orales. Así pues, realizar un correcto diagnóstico diferencial es esencial, conociendo la epidemiología de las enfermedades a nivel digestivo (oral, gastrointestinal).

 

Tratamiento de la diarrea y vómitos en felinos DESCARGA GRATIS EL INFORME  COMPLETO 

 

El uso de pruebas complementarias para el diagnóstico y evaluación posterior se encuentra en auge, en correlación con su uso en la medicina humana. En 2010 en Estados Unidos se realizó un estudio de cara a identificar las características de imagen vía TC de este tipo de neoplasia y su correlación con la supervivencia.

En el estudio se incluyó a dieciocho gatos a los cuales se realizó un TC de tercera generación con contraste. De los dieciocho gatos, 11 eran hembras y 7 eran machos. La duración media de los síntomas fue de 37.7 días siendo los signos y síntomas más frecuentes que llevaron al diagnóstico de la enfermedad la anorexia, letargia, sangrado oral y halitosis. Las masas se encontraban localizadas con más frecuencia en la zona lingual y sublingual. Se realizó una radiografía de tórax a todos los gatos que no evidenció metástasis a nivel pulmonar en ningún gato a excepción de uno. En el TC, se encontraron los siguientes hallazgos:

  1. Las zonas donde se encontraban las masas eran: siete linguales/sublinguales, cinco maxilares, cuatro en la mucosa bucal, cuatro en la mandíbula, dos en la mucosa faríngea, una en el paladar blando y una a nivel labial.  Casi la mitad de los gatos (8) presentaban localización en más de un territorio. Todas las masas que se evidenciaron por TC se observaban en la exploración física, a excepción de las masas a nivel de paladar blando, que eran difíciles de explorar.
  2. En casi todos los gatos (17/18) la masa presentaba un realce con contraste. El patrón más frecuente era un realce heterogéneo.
  3. Se observaron adenopatías retrofaringeas y mandibulares.

El tiempo de supervivencia iba desde los 14 hasta los 1.020 días, siendo la media de 60 días (incluyendo todos los tratamientos: quimioterapia, cirugía y tratamiento paliativo).

Al analizar los datos del TC conjunto los datos de la supervivencia se observó que ni el tamaño de la masa, la atenuación postcontraste ni el tamaño de las adenopatías se correlacionan con la supervivencia. Tampoco se observó correlación con la supervivencia y la presencia de lesiones osteolíticas. Sin embargo, sí que se observó incremento de supervivencia en los gatos que presentaban masas a nivel maxilar.

Así pues, el TC permite la mejor caracterización de las lesiones además el diagnóstico de algunas lesiones que no se hubieran encontrado por la exploración física únicamente, pero se necesitan estudios con mayor población de cara a conocer su rol pronóstico en el carcinoma escamoso oral en el gato.

Si te interesa la patología de la cavidad oral así como poner en práctica tus conocimientos, accede a nuestra plataforma online o visualiza nuestros vídeos al respecto.

  1. Liptak JM, Withrow SJ. Oral tumors. In: Withrow SJ, Vail DM, eds. Withrow and MacEwan’s small animal clinical oncology. 4th ed. St Louis: Saunders Elsevier, 2007;455–478.
 

POST RELACIONADOS:

 

Descarga los requerimientos nutricionales para gatos esterelizados

 

New Call-to-action
Recibe las últimas novedades y consejos en veterinaria
Descubre nuestras guías