Condromatosis sinovial rodilla. En qué consiste y cómo se maneja | Vets & Clinics

El espacio de referencia de los veterinarios #somosVETS

Condromatosis sinovial rodilla. En qué consiste y cómo se maneja

Medicina y cuidados veterinarios

En la condromatosis sinovial el revestimiento sinovial de una articulación, bursa o vaina tendinosa sufre una proliferación nodular y los fragmentos pueden desprenderse de la superficie sinovial hacia la articulación. Nutridos por el líquido sinovial, estos fragmentos pueden aumentar su tamaño, calcificarse u osificarse. Si bien la condromatosis sinovial no es cancerosa, debe tratarse; de ??lo contrario la afección puede empeorar, derivando en osteoartritis.

 

Síntomas de la condromatosis sinovial de rodilla

Este trastorno generalmente se limita a la articulación, por lo que los síntomas se localizan en el área afectada, en este caso la rodilla, y son similares a la osteoartritis. Incluyen:

-        Dolor

-        Inflamación

-        Restricción o disminución en el rango de movimiento

-        Rigidez articular

-        Fluido en la articulación

-        Crujido o rechinamiento durante el movimiento

 

La similitud de la enfermedad con la osteoartritis podría causar un retraso en el diagnóstico.

 

Mejores técnicas diagnósticas para la condromatosis sinovial de rodilla

El estudio por imagen ayuda a diagnosticar la condromatosis sinovial de rodillas y a diferenciarla de la osteoartritis. Los hallazgos dependen de la etapa de la enfermedad y el grado de calcificación u osificación de los nódulos cartilaginosos.

 

·      Rayos X.  Los hallazgos radiográficos son: múltiples cuerpos de similar tamaño o no, con grado variable de calcificación; erosiones óseas, signos indirectos de derrame articular y pinzamiento articular (si se asocia artrosis). 

 

·      Resonancia magnética. La apariencia es variable y depende del predominio relativo de la proliferación sinovial, la formación de cuerpos sueltos y el grado de osificación o calcificación. Generalmente muestran señal intermedia o baja en T1 y alta señal en T2. Puede observarse pseudomasas, derrame articular e hiperplasia sinovial y en muchos casos, erosiones.

 

· Tomografía computerizada. Puede confirmar que los cuerpos sueltos son intraarticulares. Identifica engrosamiento de la sinovial, pseudomasas hipodensas con cuerpos calcificados, erosiones óseas y derrame articular. Es la prueba diagnóstica más sensible para la detección y valoración de las calcificaciones.

Descarga gratis la ficha de evaluación para determinar la movilidad articular del perro

 

Tratamiento para la condromatosis sinovial de rodilla

El tratamiento de la condromatosis sinovial generalmente consiste en la resección quirúrgica de los cuerpos intraarticulares. Incluso si la condromatosis sinovial no ha avanzado demasiado, es necesario extirpar el cartílago suelto antes de que interfiera con el movimiento de la articulación. En algunos casos, la sinovial también se elimina parcial o totalmente (sinovectomía) durante la cirugía. Algunos profesionales del sector señalan la necesidad de realizar una sinovectomía minuciosa a fin de evitar la recidiva de la enfermedad.

Extirpar los cuerpos alrededor de la articulación alivia los síntomas dolorosos y previene contra la enfermedad degenerativa de las articulaciones. Si la condromatosis sinovial es severa y ya ha progresado hacia la osteoartritis, la cirugía detendrá su progreso y evitará cualquier daño adicional.

La intervención quirúrgica puede realizarse con procedimiento abierto o artroscopia. La segunda opción es una técnica mínimamente invasiva, lo que permite al perro recuperarse rápidamente con menor tiempo de rehabilitación. Una vez que el veterinario examina a fondo al animal y revisa las pruebas diagnósticas, recomienda el mejor tratamiento a seguir, en algunos casos, será más adecuada la cirugía abierta tradicional.

Posteriormente el perro debe seguir una terapia de rehabilitación, su duración dependerá del método y extensión del procedimiento llevado a cabo. El primer objetivo de la rehabilitación es reducir el dolor y la inflamación, algunos métodos son: terapia con láser, masaje, acupuntura y ultrasonido terapéutico. La actividad del perro aumentará gradualmente para permitir reconstruir el tono muscular.

No se debe obviar la importancia de la dieta en los perros diagnosticados y tratados de condromatosis sinovial. La terapia se complementará con un alimento dietético completo y equilibrado, formulado especialmente para la recuperación en perros con problemas de articulaciones, como la gama Advance Veterinary Diets Articular, que ayuda a preservar la salud y la movilidad articular.  Hay 2 presentaciones más que se ajustan a distintas necesidades específicas: Articular Reduce Calories y Articular Senior.

Video. Puedes ver más sobre la relación de las articulaciones y la nutrición en la ponencia de la Dra. Nuria Sánchez

 

 

 

Post relacionados:

·       Exploración de la rodilla mediante RMN. Breve guía y consejos

·       Artroscopia de codo en animales de compañía