Lo más importante de AMVAC 2019 (2): ¿Cómo determinar la gravedad de las arritmias?

El espacio de referencia de los veterinarios #somosVETS

Lo más importante de AMVAC 2019 (2): ¿Cómo determinar la gravedad de las arritmias?

El pasado mes de marzo se celebró el XXXVI Congreso Anual 2019 organizado por AMVAC (Asociación Madrileña de Veterinarios de Animales de Compañía), que trató este año sobre Medicina y Cirugía del Sistema Cardiorrespiratorio. A modo de resumen, te traemos una serie de 3 artículos en los que detallamos los temas más importantes de los que se hablaron.

Medicina y cuidados veterinarios

El Dr. Roberto Santilli, cardiólogo veterinario y profesor adjunto en la Cornell University, ofreció una ponencia sobre los criterios de valoración de las arritmias. A continuación, resumimos lo tratado en esta charla.

Las arritmias son latidos irregulares del corazón y los perros pueden padecerlas a cualquier edad. Algunas tipologías son inofensivas, pero para valorar su complejidad es necesario un exhaustivo estudio de los mecanismos de formación en focos ectópicos y propagación de los impulsos eléctricos.

El conocimiento electrofisiológico y patológico ayudará a determinar la severidad de la arritmia y la terapia más apropiada para cada una de ellas.

Tipos de arritmias y razas propensas a padecerlas

  • Arritmias familiares: son las más comunes y están asociadas a las razas Bóxer, Bulldog Inglés o Dóberman.
  • Arritmia ventricular polimórfica: afecta sobre todo al Pastor Alemán. En ocasiones, puede provocar la muerte del paciente durante la fase REM del sueño. Ocurre en pacientes jóvenes de entre 2 y 22 meses de vida, pero pueden corregirse espontáneamente conforme el paciente va creciendo.
  • Arritmia ventricular monomórfica: hereditaria causada por una mutación en los canales iónicos que provoca un intervalo QT largo, sin alteraciones ecocardiográficas. La suelen padecer los Springer Spaniel, Golden Retriever y los Cocker Americano.

Guía PDF sobre gestión económica del centro veterinario [Descubre si tu cartera tiene buena salud y aprende a interpretar la cuenta de  resultados]

  • Arritmia ventricular polimórfica hereditaria: similar a la ventricular polimórfica  al provocar también muerte súbita antes de los 2 años de vida. Suele presentarse en la raza Rhodesian.
  • Arritmias catecolaminérgicas: inducidas por la excitación y el ejercicio intenso, que da lugar a arritmias ventriculares que se pueden convertir en taquicardias ventriculares polimórficas que acaben generando fibrilación ventricular y muerte súbita
  • Arritmias no ventriculares: se trata del Síndrome del seno enfermo en los West Highland white terriers o Schnauzers miniatura (sobre todo en las hembras) con bradicardias, taqui-bradicardias o taquicardias supraventriculares.

El papel del marcador cardíaco en el seguimiento de las cardiopatías

El objetivo del desarrollo de los marcadores cardíacos es poder detectar las cardiopatías mediante análisis de sangre. Los usados en medicina veterinaria son:

  • NT-proBNP: indicador de estrés miocárdico, ya que se eleva cuando hay aumento de presión intraventricular, aumento de presión auricular y aumento de volumen.
  • Troponina I: es una proteína intracelular del miocardio que se detecta en sangre cuando existe un daño en el músculo cardíaco.

El tipo de marcador deberá ser escogido en función de los resultados esperados, por ejemplo:

  • Gato con disnea por efusión pleural: un origen cardíaco nos implicará un NT-proBNP elevado (a diferencia de si el origen es extracardíaco).
  • Perro con enfermedad valvular degenerativa avanzada: no necesariamente las troponinas estarán muy elevadas, pero sí el NT-proBNP.
  • Paciente con cardiomiopatía inflamatoria aguda: las troponinas estarán muy elevadas y de forma precoz en el proceso (a las 2-3h de la lesión).

Es importante tener en cuenta que los test de NT-proBNP para perros y gatos no son intercambiables:

  • En gatos, se dispone de un SNAP que es muy útil (con un resultado negativo, por debajo de 100 pmol/L que desestima una situación de insuficiencia cardíaca).
  • En perros, los valores normales están por debajo de 900 pmol/L mientras que pacientes con ICC tienen valores por encima de 1800. En el gato, valores por encima de 270 pmol/L son indicativos de fallo cardíaco.

Los marcadores cardíacos pueden utilizarse como parámetros predictivos y su uso, en líneas generales, contribuye a diferenciar un origen cardíaco de otro respiratorio en un paciente con taquipnea, identifican cardiopatías subyacentes en la fase oculta o pronostican el tiempo de supervivencia de un paciente con cardiopatía.

 

Ficha de evaluación: Movilidad articular del perro