Nistagmo en perro: significación clínica

El espacio de referencia de los veterinarios #SomosVets

Nistagmo en perro: significación clínica

La presencia de nistagmo no siempre indica enfermedad.

Medicina y cuidados veterinarios


Introducción

El nistagmo es un movimiento rítmico e involuntario del globo ocular, que en condiciones normales y en animales sanos permite la estabilización de las imágenes en la retina cuando la cabeza está en movimiento.

Accede aquí gratis al portal e-learning con casos clínicos, vídeos y mucho más

El nistagmo puede ser congénito o adquirido, y a su vez, también puede ser fisiológico o patológico.1 Este último se asocia a la presencia de un síndrome vestibular algunos estudios han reportado que el 51,6-68,1% de los perros con este síndrome presentan nistagmo en el momento del diagnóstico.2,3 Por ello es importante aprender a diferenciar el nistagmo fisiológico del patológico, así como conocer las características más importantes de los diferentes tipos de nistagmo que presenta el perro. 1,4,5 

Características del nistagmo en perros

En función de las características de su movimiento, el nistagmo puede ser pendular o en resorte.

  • El nistagmo pendular se caracteriza por presentar movimientos de igual amplitud y velocidad en direcciones opuestas.
  • En el nistagmo en resorte se distingue una fase rápida, que es la que determina la dirección del nistagmo, y una lenta en dirección contraria.
  • Además, el nistagmo se describe también en función del eje en el que se produce el movimiento: horizontal, vertical o rotacional.1,6

Nistagmo fisiológico

En un animal sano el movimiento de la cabeza induce un nistagmo fisiológico en resorte en el plano de rotación. Este nistagmo fisiológico se caracteriza por presentar la fase rápida en la misma dirección en la que se mueve la cabeza. Es decir, si la cabeza se mueve hacia la izquierda, el movimiento rápido del ojo es también en esa dirección, mientras que la fase lenta irá hacia la derecha. Esta respuesta se conoce como reflejo vestíbulo-ocular y permite estabilizar las imágenes en la retina cuando movemos la cabeza, de este modo se optimiza la capacidad visual.1,4,6

nistagmo_perro

Nistagmo patológico

Es el que se observa en perros con enfermedad vestibular, y puede ser espontáneo (presente con la cabeza en reposo) o posicional (inducible con el movimiento de la cabeza).

En pacientes con enfermedad vestibular unilateral la fase rápida del nistagmo es hacia el lado contrario al que está la lesión vestibular.1,5,6 Es importante no olvidar que los pacientes con enfermedad vestibular bilateral no muestran nistagmo, y éste no puede ser inducido por cambios posturales.1

Accede aquí gratis al portal e-learning con casos clínicos, vídeos y mucho más

Determinadas características del nistagmo pueden ayudar a diferenciar un síndrome vestibular central de uno periférico, pero no es posible hacerlo con precisión únicamente en base a estos hallazgos.

  • En la enfermedad vestibular periférica el nistagmo suele ser horizontal o rotatorio, con la fase rápida en dirección contraria al lado de la lesión y dirección constante cuando se mueve la cabeza.1,4-6
  • La presencia de nistagmo vertical o de un nistagmo que cambia de posición (horizontal a vertical) al cambiar la posición de la cabeza, sugiere enfermedad vestibular central, al igual que la observación de un nistagmo desconjugado (oscilación distinta para cada ojo).1,4,6
  • El número de nistagmos por minuto, cuando la cabeza se mantiene en posición neutra con el animal en decúbito dorsal, también puede contribuir a establecer si el perro presenta una enfermedad de origen central o periférico. La presencia de más de 66 nistagmos/minuto sugiere enfermedad periférica con una sensibilidad/especificidad del 85/95%.5

Recientemente se ha descrito en el perro el nistagmo de convergencia-retracción. Se trata de un nistagmo en resorte en el que ambos globos oculares convergen y se retraen rítmicamente en la órbita, sobre todo cuando se intenta mirar hacia arriba. En personas suele verse en pacientes con síndrome de Parinaud, y en la especie canina se descrito en perros con lesiones en el mesencéfalo dorsal.7

Conclusiones

La observación de nistagmo en perros es un hallazgo que el clínico no debe ignorar. Ante su presencia debemos intentar valorar sus características y en base a esos hallazgos establecer su relación con el cuadro clínico que presente el paciente. Aunque el nistagmo patológico se asocia con enfermedad vestibular, no debemos olvidar que no está presente en el 100% de los casos.

Descarga el informe: Dermatitis atópica canina

Bibliografía
1. Webb AA, Culle CL. (2013). Neuro-ophthalmology. En Gelatt KN, Gilger BC, Kern TJ. (eds). Veterinary Ophthalmology 5th ed. Willey Blackwell: 1820-1897.
2. Radulescu SM, Humm K, Eramanis LM, et al. (2020). Vestibular disease in dogs under UK primary veterinary care: Epidemiology and clinical management. J Vet Intern Med; 34: 1993-2004.
3. Orlandi R, Gutierrez-Quintana R, Carletti B, et al. (2020). Clinical signs, MRI findings and outcome in dogs with peripheral vestibular disease: a retrospective study. BMC Vet Res; 16: 159.
4. Rossmeisl JH Jr. (2010). Vestibular disease in dogs and cats. Vet Clin North Am Small Anim Pract; 40: 81-100.
5. Garosi LS, Lowrie ML, Swinbourne NF. (2012). Neurological manifestations of ear disease in dogs and cats. Vet Clin North Am Small Anim Pract. 2012; 42:1143-1160.
6. Ofri R. (2013). Neuroophtalmology. En Maggs DJ, Miller PE, Ofri R. (eds). Slatter’s Fundamentals of Veterinary Ophthalmology 5th ed. Elsevier Saunders: 334-371.
7.      Crawford AH, Beltran E, Lam R, et al. (2016). Convergence-retraction nystagmus associated with dorsal midbrain lesions in three Dogs. J Vet Intern Med; 30: 1229-1234.
Oscar Cortadellas
Profesor Asociado Departamento Medicina y Cirugía Animal

HOSPITAL CLINICO VETERINARIO

UNIVERSIDAD CEU CARDENAL HERRERA