Peritonitis en perros: Factores de riesgo tras la cirugía gastrointestinal

El espacio de referencia de los veterinarios #somosVETS

Peritonitis en perros: Factores de riesgo tras la cirugía gastrointestinal

Las intervenciones quirúrgicas en las que es necesario abordar la cavidad abdominal comportan posibles riesgos que pueden poner en peligro el estado de salud del animal, entre los que se encuentra la peritonitis. Sin embargo, el conocimiento de los factores que los desencadenan y las alteraciones que se producen pueden ayudar a evitar estos procesos.

Medicina y cuidados veterinarios

Clasificación de las peritonitis

La peritonitis es una alteración por la cual la membrana serosa que recubre de manera interna la cavidad abdominal sufre un proceso inflamatorio, tanto de manera generalizada como a nivel local.

La etiología de dicha lesión es variable y comprende pronósticos distintos. Inicialmente las peritonitis estaban clasificadas en dos grandes grupos: peritonitis sépticas y no sépticas, dependiendo de la presencia o ausencia de agentes patógenos bacterianos y virales, como es el caso de Escherichia Coli, Clostridium spp. o el adenovirus canino, entre otros.

¿Sabes qué información necesitan tus clientes? [Descárgate gratis el eBook las 10 preguntas más frequentes de los clientes  sobre alimentación]

Dentro de las peritonitis no sépticas, a su vez, se podría realizar una subdivisión donde se incluirían las alteraciones químicas y neoplásicas.

  • Las peritonitis químicas se producen en el paciente debido a un derrame de sangre, orina, bilis o enzimas pancreáticas correspondiente con los órganos que residen en la cavidad abdominal.
  • Las peritonitis neoplásicas están asociadas a la liberación de contenido de origen neoplásico en el interior de la cavidad abdominal que alteran la serosa y originan su inflamación.

No obstante, en la actualidad, también se emplea una clasificación según el proceso que ha desarrollado la alteración, pudiendo ser: primaria, cuando el proceso tiene lugar directamente en el peritoneo; secundaria, cuando la inflamación es provocada por la alteración del resto de vísceras que componen el abdomen; y terciaria, en los casos de traumatismos, derrames neoplásicos y ruptura de tumores.

Complicaciones de la cirugía gastrointestinal

Las cirugías a nivel gastrointestinal constituyen una práctica habitual dentro de la clínica veterinaria de rutina. Debido a la gran incidencia de casos en las que los pacientes deben  ser sometidos a estas prácticas, existen numerosas complicaciones que ponen en riesgo el estado de salud del animal.

Las reacciones adversas más importantes son la dehiscencia de la sutura de la víscera intervenida y la evisceración de la misma, tanto por problemas en la sutura (tipo de material, estado o rechazos) como por la técnica quirúrgica ineficiente. La evisceración de los órganos puede dar lugar a hernias y a liberación de contenido ectópico a la cavidad abdominal.

En definitiva, las complicaciones que surgen a raíz de las cirugías en las que hay que abordar la cavidad abdominal derivan en una peritonitis, por lo que es interesante evaluar y estudiar los factores de riesgo implicados para evitarlos en un futuro.

Factores de riesgo de peritonitis tras una cirugía gastrointestinal

Para evitar los casos de peritonitis como consecuencia de intervenciones quirúrgicas en la cavidad abdominal, se están llevando a cabo distintas investigaciones relacionadas con los factores de riesgo que desencadenan esta situación.

Un estudio publicado en el Journal of American Veterinary Medicine Association (JAVMA) relacionaba la falta de supervivencia del paciente sometido a cirugía gastrointestinal con el hecho de haber desarrollado durante el postoperatorio peritonitis séptica, indagando sobre las causas que han iniciado este proceso.

Se emplearon para el estudio 197 perros de la Universidad de Georgia donde el 12 % tenían peritonitis séptica antes de la intervención y el 6 % desarrollaron peritonitis séptica postoperatoria, estableciendo que uno de los factores de riesgo más comunes que producían peritonitis séptica era el establecimiento de una peritonitis previa a la cirugía.

Por otro lado, a nivel bioquímico, la hipoalbuminemia e hipoproteinemia agravan las posibilidades de desarrollar peritonitis, así como la hipotensión durante la intervención quirúrgica.  

Conclusión

La peritonitis postoperatoria es una reacción adversa que se da con relativa frecuencia en animales sometidos a intervenciones quirúrgicas del tracto gastrointestinal. La existencia o ausencia de peritonitis previa a la cirugía, concentración sérica de proteínas y albúmina y la tensión arterial son algunos de los factores que la desencadenan, reduciendo la supervivencia del animal.

 

Descarga el informe: Dermatitis atópica canina