Gastritis en perros y su relación con helicobacter

La gastritis es una de las enfermedades gastrointestinales más frecuentes en los perros que consiste en la inflamación de la mucosa gástrica. Puede ser aguda o crónica, y un tratamiento adecuado basta para que no evolucione a formas graves. Aunque la etiología no está clara actualmente, la asociación con la bacteria helicobacter ha sido estudiada.
gastritis perros
Imagen de Vets Affinity

¿En qué consiste la gastritis?

Los síntomas principales de gastritis en perros son los vómitos y el dolor abdominal. La gastritis aguda casi siempre está asociada con la ingesta de sustancias dañinas. De no tratarse adecuadamente, la forma aguda de la enfermedad puede evolucionar en gastritis crónica, cuyo daño a largo plazo provoca la atrofia de la mucosa. Otras causas de la gastritis en perros crónica son las infecciones (bacterianas, víricas..) cáncer, problemas renales, enfermedades hepáticas y alergias alimentarias. Si quieres descargar gratis la guía de fisiopatología gastrointestinal del perro y el gato haz click aquí.


El tratamiento de la gastritis crónica atrófica se basa en la dieta específica de fácil digestión y en el tratamiento médico. El tratamiento farmacológico debe estar fundamentado en la combinación de protectores de mucosa, procinéticos, antibióticos y corticoides.

Puedes acceder a este video explicativo sobre fisiopatología y soluciones de las diarreas caninas.

 

Guía PDF gratis: Funcionamiento y estructura del sistema gastrointestinal [Fisiopatología gastrointestinal del perro y el gato]

 

Relación con helicobacter spp

En base a la fisiopatología, la infección con helicobacter spp se ha documentado como un proceso de una alta prevalencia en perros. Para evaluar la relación entre la infección por helicobacter y la gastritis en perros se han llevado a cabo dos estudios.

El primero, que se llevó a cabo en perros de Dinamarca (1), tenía como objetivo examinar la relación entre la infección por helicobacter con la inflamación de la mucosa gástrica y las respuestas inmunitarias en perros con gastritis espontánea. Para ello se realizaron biopsias gástricas de perros con trastornos gastrointestinales la mayoría, y algunas en perros no afectos de dichos problemas. En la biopsia evaluaron la presencia y la densidad de helicobacter spp, de infiltrados celulares y el grado de gastritis así como los niveles de RNAm de algunas interleucinas y el interferón gamma mediante PCR. Encontraron infección en la mayoría de las biopsias, no estando asociado la presencia o ausencia de helicobacter spp o la clase de helicobacter a diferencias en los niveles de citokinas o el grado histológico de gastritis.La gastritis se caracteriza por una activación concurrente de citokinas pro-inflamatorias e inmunomoduladoras

Por ello, la importancia clínica radica en la alta prevalencia de helicobacter spp en los perros de este país.

En el segundo estudio (2) el objetivo fue evaluar la prevalencia de la infección por helicobacter spp en perros con enfermedad digestiva crónica y evaluar la relación entre la infección por helicobacter spp y la inflamación gástrica.  Para ello se realizaron biopsias gástricas en perros afectados de vómitos crónicos, diarrea crónica así como perros sanos como grupo control, clasificando los grados de gastritis histológicamente como ausencia, media, moderada o grave e identificando la infección por helicobacter spp mediante tres técnicas (test de ureasa, tinción de WS y análisis por PCR). Encontraron que ninguno de los perros del grupo control tenía signos histológicos de inflamación gástrica pero eran todos positivos a helicobacter spp por los 3 tests realizados. En el grupo de animales enfermos el 10% no tenían signos de gastritis, el 46% tenían una gastritis media, un 23% gastritis moderada, un 20% gastritis grave, y un 13% tenían atrofia gástrica. La mayoría de perros fueron positivos a helicobacter spp y sólo 2 fueron negativos durante al menos 2 semanas. Mediante la tinción WS la mayor densidad de bacterias espirales se encontró en 1 perro control, 1 perro con vómitos y atrofia gástrica importante, y en 3 perros con diarrea crónica. No se observó ninguna relación entre la hiperplasia linfoide reticular y la densidad de las bacterias espirales. En 5 perros la secuencia de amplicones detectada en la PCR evidenció una infección con al menos 2 cepas de helicobacter spp. Tras ello concluyen que, en el perro, no hay una relación clara entre los signos clínicos, la histología gástrica y la infección con helicobacter spp.

 

Puedes obtener más información haciendo clic en:

(1) Investigación de la relación entre helicobacter spp y las respuestas inflamatorias e inmunes en perros

(2) Prevalencia de la infección gástrica por helicobacter en perros con trastornos digestivos crónicos

 

Post relacionados:

 

Descarga los requerimientos nutricionales para gatos esterelizados

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es necesaria para saber que no eres un robot y tu comentario no es spam
12 + 6 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.
Descubre nuestras guías
Recibe las últimas novedades y consejos en veterinaria
fisiopatología gastrointestinal: estructura y funcionamiento