Infección de útero en perras. ¿En qué consiste la metritis aguda?

La metritis es la inflamación del endometrio debido a una infección bacteriana, la cual ocurre alrededor de una semana tras el parto normalmente. Esta infección puede causar esterilidad y si, se deja sin tratamiento, puede llegar a ser una condición mortal.
infeccion de utero en perros
Imagen de Vets Affinity

¿Qué es la metritis aguda?

La infección del útero en perros también llamada metritis es una infección aguda del endometrio que sucede en el período post-parto. Suele asociarse a un parto distócico, manipulaciones obstétricas contaminadas, retención fetal y placentaria. En este último caso de retención placentaria cabe decir que es poco frecuente que de problemas. Las bacterias que son lo más a menudo responsables de la infección del útero son bacterias gram-negativas, como Escherichia coli.


↓ Para profundizar en los cuidados y requerimientos nutricionales  de los gatos esterilizados, descarga esta guía gratuita ↓

 

Síntomas de la infección de útero en perros

Los síntomas pueden variar de leves a graves, de modo que puede presentarse desde una infección subclínica a una enfermedad manifiesta,  Si se produce la infección del útero en la perra, esta después del parto entra en un período de letargia, anorexia, disminución de la lactación, fiebre, pérdidas malolientes por la vagina, alteraciones conductuales como desocupación de los cachorros, entre otras manifestaciones clínicas. Si se produce el paso de la infección a la sangre a nivel analítico se pueden encontrar los mismos datos de una septicemia, es decir, elevación de parámetros inflamatorios, trastorno de la coagulación, etc. A nivel de anatomía patológica, si se realiza una citología vaginal se observa una mezcla de piocitos, hematíes y células del endometrio.

 

Tratamiento

La infección del útero en perros es una patología grave por lo que debe instaurarse un tratamiento, tanto etiológico como de soporte lo más rápidamente posible. De lo contrario puede llevar a un shock séptico y a la muerte de la perra afecta.

 

●      Antibioterapia: se administran de entrada beta-lactámicos como cefalosporinas de 1ª generación vía intravenosa.Previamente se ha recogido una muestra del fondo de la vagina para cultivo y antibiograma de bacterias aerobias y anaerobias. Pueden ser efectivas irrigaciones con soluciones antibióticas y antisépticas del útero.

●      Limpieza de restos uterinos: en el caso de que se produzca esta condición se pueden combinar los antibióticos con el uso de fármacos que estimulan las contracciones uterinas tales como las prostaglandinas o la oxitocina, las cuales se utilizan para ayudar a expulsar el contenido del útero.

●      Fluidoterapia para evitar el shock.

●      Cirugía: es una opción en las perras que se consiguen estabilizar y que el propietario no desea que críen más. La ovariohisterectomía puede ser una buena solución. En el caso de las infecciones crónicas pueden requerir un proceso quirúrgico para la limpieza uterina.

Desde aquí puedes acceder a este research report sobre la esterilización en gatos.

 

Pronóstico de esta enfermedad

Como en todo proceso grave, el pronóstico es reservado las primeras 24 horas para ver la evolución de la enfermedad. Es posible que el problema se cronifique y acabe con una piómetra. El término piómetra describe un útero lleno de pus en asociación con cambios ováricos y sistémicos.

 

Post relacionados:

 

Descarga los requerimientos nutricionales para gatos esterelizados

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es necesaria para saber que no eres un robot y tu comentario no es spam
1 + 1 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.
Descubre nuestras guías
Recibe las últimas novedades y consejos en veterinaria
fisiopatología gastrointestinal: estructura y funcionamiento