Linfoma perros y repercusión clínica de la proteinuria

El linfoma puede acompañarse de multitud de signos clínicos, entre los que se encuentra la proteinuria. El papel que esta desempeña sobre la evolución de la enfermedad es incierto, si bien parece que tiene una escasa repercusión. A continuación te presentamos un estudio que lo apoya.
linfoma perros
Imagen de Vets Affinity

Linfoma en el perro: una enfermedad grave y frecuente

El linfoma es una enfermedad sistémica y progresiva que se origina en órganos del sistema linfático, tales como el bazo o los nódulos linfáticos, como consecuencia de la proliferación descontrolada y maligna de las células del sistema linfoide. La forma más común de linfoma en el perro es el multicéntrico, caracterizado por una linfadenomegalia generalizada.


Esta enfermedad supone alrededor del 5-7% de todas las neoplasias en el perro y en torno a un 80% de los tumores hematopoyéticos. Habitualmente afecta a perros adultos, alrededor de los 5-11 años de edad, y se sabe que hay cierta predisposición racial, por ejemplo, en el Bóxer, el Basset Hound, San Bernardo, Pastor Alemán, Golden Retriever, etc. La etiología  es desconocida, si bien hay una influencia genética, ambiental (tanto exposición a tóxicos como a virus) e inmune.

 

Repercusión clínica de la proteinuria

En cuanto a la pérdida de proteínas por orina (proteinuria) hay cierta evidencia de que la repercusión clínica de la misma es probablemente baja. Con el objetivo de determinar si la proteinuria era más común en perros con linfoma en comparación con perros sanos se llevó a cabo un estudio1 en 2013 en el que se evaluaron los ratios proteínas a partir de la creatinina en orina de perros afectos de un linfoma y en perros sanos. También  se valoraron la gravedad y la frecuencia de la proteinuria en los perros con linfoma.

Encontraron que los perros enfermos eran más propensos a mostrar proteinuria en comparación con los perros sanos, por lo que concluyeron, por una parte que la proteinuria leve es un hallazgo frecuente en perros con linfoma y que en la mayoría de los casos no es grave, y por otra, que la presencia de esta proteinuria no estaba vinculada con el estadío del linfoma.

 

Además de las vacunas obligatorias:  ¿Cómo contribuye la nutrición a la inmunidad en cachorros? [Descarga gratis la guía]

 

En el labpocket podrás encontrar desde los parámetros de referencia en cuanto a valores de creatinina y proteínas, entre otros, como las causas más frecuentes de sus alteraciones de forma breve.

Hay otras enfermedades que también pueden provocar una proteinuria, como son la leptospirosis canina (puedes acceder aquí a un post más ampliado sobre leptospirosis canina) y la leishmaniasis (para más información sobre esta enfermedad haz click aquí).

 

Importancia de otros factores

En cuanto a predictores de supervivencia a largo plazo en el estudio de Marconato et al.  se muestra que la ausencia de factores tales como peso corporal mayor o igual a 10 kg, hematocrito mayor o igual a 35%, ausencia de hipercalcemia ionizada, linfoma centroblástico, inmunofenotipo B, ausencia de afectación de médula ósea y etapa del linfoma entre I y IV (no se habían utilizado corticoides) pueden ayudar a predecir la no supervivencia más allá de dos años.

Accede desde aquí a nuestra plataforma interactiva para casos clínicos, vídeos y mucho más.

 

1.Di BA, Maurella C, Cauvin A, et al. Proteinuria en perros con linfoma. J Small Anim Pract 2013;54: 28-32
 

POST RELACIONADOS:

●      Nutrición para la insuficiencia renal en perros

●      Pancreatitis en perros como causa de trastorno gastrointestinal

●      Linfoma en perros: predictores de supervivencia a largo plazo

 

Guía Osteoartritis canina: Herramientas de prevención y tratamiento

fisiopatología gastrointestinal: estructura y funcionamiento
Recibe las últimas novedades y consejos en veterinaria
Descubre nuestras guías