Mi perro tiene leishmaniasis cutánea. ¿Ahora qué?

La forma cutánea de la leishmaniasis canina es la más frecuente y con signos clínicos más evidentes.
leishmaniasis cutanea en perros
Imagen de Vets Affinity

¿Qué es la leishmaniasis?

Los protozoos parásitos del género Leishmania, en especil del Leishmania infantum producen la leishmaniasis una enfermedad muy grave que se transmite por la picaduras de mosquitos que han picado previamente a perros ya infectados. 


Los insectos que transmiten esta enfermedad pertenecen a los géneros Phlebotomus (en regiones mediterráneas y tropicales) o Lutzomia (regiones tropicales y subtropicales).

En España, las regiones más afectadas por la leishmaniasis en perros son aquellas pertenecientes a la cuenca mediterránea y su época de más expansión se produce en los meses comprendidos entre el final de la primavera y el final del otoño. Afecta a todas las razas de perros (si quieres más información puedes descargarte el estudio de Víctor . Romano et al. sobre la leishmaniosis aquí).

 

Descarga gratis el Informe completo con el Tratamiento de la Leishmaniasis  canina [Incluye: opciones terapéuticas y resultados de estudios realizados a perros  con Leishmaniosis]

 

Síntomas leishmania en perros

Algunos perros con leishmaniasis pueden quedar asintomáticos durante períodos de tiempo variables según su sistema inmunitario. Otros presentan cuadro clínico muy variable debido a que afecta a un gran número de órganos y sistemas.

En función del mecanismo de afectación hay dos tipos de signos y síntomas clínicos:

  1. En los lugares donde se multiplica el parásito: inflamación granulomatosa no supurativa localizada. Debido a este mecanismo se producen manifestaciones como hepatitis crónica, dermatitis y nefritis intersticial crónica.
  2. Distintas localizaciones anatómicas: por depósito de inmunocomplejos. Debido a este segundo mecanismo se produce vasculitis, uveítis, glomerulonefritis y artritis.

 

Leishmaniasis cutánea en perros

Así pues, hay dos tipos de leishmaniasis canina: visceral y cutánea. La leishmaniasis cutánea en perros es la más frecuente, desarrollando signos dermatológicos hasta en un 80%.

Los signos clínicos cutáneos más comunes son:

  • Alopecia: presencia de una capa de pelo fino, seco, sin brillo y quebradizo. Se producirá pérdida de pelo en orejas y alrededor de los ojos.
  • Dermatitis ulcerativa, dermatitis nodular, dermatitis pustular o nódulos, y las ulceraciones en membranas mucosas. Se producen nódulos intradérmicos o úlceras que generalmente se desarrollan en la superficie de la piel.
  • Hiperqueratosis: el hallazgo más prominente es la excesiva descamación epidérmica con engrosamiento, despigmentación (pérdida de color de la piel), y las grietas del hocico y almohadillas.
  • Uñas anormalmente largas o frágiles.
  • Adenomegalia generalizada y sobre todo muy marcada en la zona de los ganglios poplíteos y axilares, cuando las patas se encuentran afectadas.
  • La vasculitis que produce el parásito, conduce a un fenómeno visible de necrosis en la punta de las orejas.

 

Prevención Leishmaniasis

Su sencilla propagación y el hecho de que la leishmaniasis canina puede ser mortal, hace que la prevención sea el arma más efectiva.

Principalmente se basa en dos aspectos, evitar el riesgo de sufrir picaduras de insectos y administrar la vacuna de la leishmaniasis canina (solo se administra en el caso de que el perro haya dado negativo en unas pruebas serológicas previas).

 

Leishmaniasis en perros: tratamiento

La Leishmaniasis en perros es una enfermedad que con un tratamiento farmacológico y una alimentación adecuada puede permitir al perro vivir de manera asintomática durante mucho tiempo.

Los tratamientos constan de antimoniales pentavalentes y otros tales como la anfotericina B, la pentamidina y el ketoconazol. Pueden durar varias semanas y los fármacos utilizados se aplican mediante inyección o vía oral.

Se ha visto que el acompañamiento del tratamiento de leishmania farmacológico con una dieta adaptada a las necesidades de estos perros mejora el progreso del animal. Para orientar hacia qué tipo de dieta dar haz clic aquí.

Por ello te recomendamos las dietas específicas de Affinity para la leishmaniasis en perros aquí.

En caso de afectación renal te recomendamos una dieta Renal

 

 

Post relacionados:

 

 

Leishmaniosis canina

Comentarios

El texto del artículo tiene diversas incorrecciones. La leishmaniosis canina es siempre visceral, independientemente de la presencia más o menos importante de lesiones cutáneas. En el perro, a diferencia de los humanos, además de la afectación de la piel, siempre hay afectación de órganos internos. En cuanto al tratamiento se citan compuestos actualmente obsoletos como el ketoconazol y la pentamidina, y no se habla del alopurinol ni de la miltefosina.
Imagen de Vets Affinity

Gracias por tu interesante aportacion, vamos a publicar un post al respecto. Josep Campmany. Professional Health Marketing

Mi perrita murio a causa de esta enfermedad a pesar de los cuidados. Me dijeron los vecinos que no puedo traer otro perro a mi casa por dos o tres años ya que queda en mi casa la patologia. Es verdad o se trata de una creencia popular? Gracias!
Imagen de Vets Affinity

Sentimos profundamente la perdida de tu mascota. Este blog está dirigido al veterinarios especialistas en perros y gatos. Nuestra misión es actualizar los conocimientos de los veterinarios españoles para mejorar la salud de sus pacientes. Josep Campmany. Professional Health Marketing

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es necesaria para saber que no eres un robot y tu comentario no es spam
3 + 2 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.
Descubre nuestras guías
Recibe las últimas novedades y consejos en veterinaria
fisiopatología gastrointestinal: estructura y funcionamiento