Rotura ligamento cruzado perro. Evaluación de los tests diagnósticos

La rotura del ligamento cruzado anterior es la causa más frecuente de artrosis de rodilla en el perro. Si la rotura es completa el diagnóstico es muy sencillo y se puede realizar con diferentes técnicas de palpación y tests de movilidad.
rotura ligamento cruzado perro
Imagen de Vets Affinity

Introducción

El ligamento cruzado anterior (LCA) es el ligamento más importante para el funcionamiento de la rodilla. Si se produce una rotura del ligamento cruzado en el perro, ya sea total o parcial, la estabilidad articular se verá comprometida. Las causas de esta rotura de ligamentos en perros pueden ser traumáticas o degenerativas. Independientemente de la causa, el resultado final de la inestabilidad de la articulación es una artrosis al alterarse la biomecánica de la rodilla.


El síntoma más característico de la rotura del ligamento cruzado en el perro será la cojera, cuya gravedad será variable dependiendo del grado de rotura. (Desde aquí puedes descargar nuestro test de movilidad para comprobar la salud articular del perro.)

 

Ficha de evaluación: Movilidad articular del perro

 

Diagnóstico de la rotura del LCA: evaluación de tests diagnósticos

El diagnóstico de rotura del LCA se basa en una serie de maniobras de palpación y movilidad realizadas por el clínico, por lo que es esencial que el este sea conocedor de las propiedades de cada test y de sus limitaciones con el objetivo de minimizar los errores diagnósticos.

En relación a lo expuesto se ha realizó en el 2009 un estudio preliminar1 para la evaluación de los tests usados en el diagnóstico de la rotura del LCA. El objetivo de dicho estudio era valorar la especificidad, sensibilidad y valor predictivo positivo (VPP) y negativo (VPN) de varios tests usados en el diagnóstico de la rotura del ligamento cruzado anterior (LCA).

Para ello examinaron la rodilla de 42 perros (25 perros afectados y 17 perros control). Se realizaron los tests de forma consciente y bajo sedación (signo del cajón anterior, compresión tibial, palpación del tendón rotuliano, y palpación del aspecto medial de la articulación) Además a los perros que fueron sometidos a anestesia se les indicó una radiografía lateral de la articulación para valorar el cojinete de grasa intrapatelar.

Como resultados hallaron:

  • La sensibilidad de los tests de cajón anterior y compresión tibial fueron muy bajos cuando se realizaron en pacientes despiertos, pero mejoraron de forma muy significativa cuando se realizaron bajo anestesia.
  • La palpación del aspecto medial de la articulación no pudo considerarse como un indicador fiable del daño en el LCA.
  • La palpación rotuliana y la valoración radiográfica mostraron una sensibilidad, especificidad, VPP y VPN excelentes.

 

Tratamiento

Generalmente la solución pasa por una intervención quirúrgica. Las técnicas quirúrgicas se basan en osteotomías tibiales que consiguen modificar la biomecánica de la rodilla. (Para acceder al post sobre las diferentes técnicas quirúrgicas de reparación del LCA haz clic aquí)

Para acceder a más información de forma interactiva sobre traumatología veterinaria accede a nuestra plataforma online.

 

1.     Estudio preliminar para la evaluación de los tests usados en el diagnóstico de la rotura del ligamento cruzado anterior. B. CAROBBI AND M. G. NESS. Journal of Small Animal Practice (2009)

 

Post relacionados:

 

Leishmaniosis canina

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es necesaria para saber que no eres un robot y tu comentario no es spam
16 + 1 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.
Descubre nuestras guías
Recibe las últimas novedades y consejos en veterinaria
fisiopatología gastrointestinal: estructura y funcionamiento