Carlino

Carlino

¿Mal carácter? ¿Huraño y poco sociable? De ninguna manera. Aunque algunos autores lo han acusado de ello, el pequeño Carlino es inteligente, equilibrado, simpático, alegre, educado, fuerte, cariñoso y juguetón; le encanta hacer fiestas a sus familiares y tener todo tipo de expresiones de cariño hacia los suyos. Todo eso en un solo animal injusta y erróneamente calificado.

RECORDANDO QUE ES UN BUEN GUARDIÁN

Es enormemente cariñoso contigo y se relaciona estupendamente y de forma educada con todos aquellos a quienes le presentes. Es dueño de una gran memoria, así que, a pesar de que no los vea a menudo, podrá recordarlos. Con los extraños, en cambio, dejará salir su carácter de perro guardián: no le importará su pequeño tamaño, ya que se siente bien seguro de sí mismo y reserva sus ladridos poco frecuentes para estas ocasiones.


SOCIABLE Y JUGUETÓN

Con los niños sí que es otra cosa: le encanta jugar y por eso se relaciona con ellos de manera genial, convirtiéndose así en verdaderos aliados. Disfrazarse, subirse en los columpios, hacer de bebé… casi cualquier cosa que los más pequeños quieran hacer con él le parece bien. Lo único que no tolera es que lo ignoren, así que ser el protagonista de alguna aventura infantil es toda una delicia para su carácter mimoso.


UN BAJITO MUY CURIOSO

Recordando sus orígenes aristocráticos, el Carlino es un perrito refinado, al que le encanta tumbarse en su cojín favorito, bien mullido, y estirarse en busca de comodidad y un rato de tranquilidad.  Si no lo encuentras allí, búscalo por algún sitio más elevado (como una silla, un baúl, una escalera): parece como si tuviese la necesidad de observar el mundo que le rodea desde las alturas, quizás para poder controlarlo todo mejor. Y a la hora de educarlo, muéstrate firme, para que entienda mejor las consignas.


COMPAÑÍA URBANA

Si vives en la ciudad, el Carlino es un perfecto compañero para ti. Amará que lo saques a dar un paseo pero siempre querrá volver a las comodidades de su piso confortable y su rincón mullido, cómodo y tranquilo. Además, como es un excelente guardián, le encantará quedarse al cuidado de la vigilancia de la casa. Esperará a que vuelvas sin problemas. Eso sí, en cuanto llegues, reclamará toda tu atención y, sobre todo, su paseo.


LA DIETA

Esconde bien los dulces y los caramelos: es un goloso, pero no le hacen ningún bien. En cambio, ofrécele alrededor de 200 gramos de dieta seca al día.


SALUD

Presta particular atención a sus a sus ojos expresivos y lávalos con suero fisiológico. También el pliegue que tiene en su hocico es una zona delicada: límpialo de igual forma con suero fisiológico y aplica un poco de vaselina.


Esconde bien los dulces y los caramelos: es un goloso, pero no le hacen ningún bien. En cambio, ofrécele alrededor de 200 gramos de dieta seca al día.

FICHA

ALTURA: 35 centímetros.

PESO: 8 kilogramos.

COLOR: plateado, negro, albaricoque y beige.

LONGEVIDAD: de 10 a 12 años; algunos pueden alcanzar los 15 años.

 

Artículos que te
pueden interesar