El rol de la alimentación en el vínculo


El rol de la alimentación en el vínculo

Confianza

Los seres humanos y los perros crean entre sí vínculos de amistad intensos y estrechos, a diferencia de lo que se puede ver entre otras especies.  Los perros son animales muy sociables y los milenios de domesticación han fomentado que se formen este tipo de vínculos tan cercanos con su dueño. Los perros son muy buenos observadores del comportamiento humano y pueden responder a señales del estado de ánimo del dueño, mostrándose inquietos al intentar complacerle y evitar que les regañen.  Sienten verdadero cariño por sus dueños.  Ese cariño es uno de los principales motivos por los que sus dueños, a cambio, desarrollan un vínculo tan fuerte con su mascota. El perro tiene muchos atributos atractivos para el dueño. Por una parte, está la cuestión física y es que muchos perros tienen una apariencia física fantástica, con grandes ojos y un pelo suave y agradable de acariciar.  Por otra parte, a diferencia de lo que ocurre en los seres humanos, el cariño que demuestra el perro es incuestionable y siempre está presente, por lo que es un amigo fiel y de confianza. Muchos dueños confían en sus mascotas, les cuentan sus secretos y, efectivamente, las humanizan. Por ello, para el hombre el vínculo con su mascota es único.  Varios estudios han demostrado las ventajas que ofrece este tipo de vínculos para los seres humanos, como un mejor estado emocional y una mejor salud física.

 

Dueños

Los dueños buscan corresponder al amor y la lealtad de su mascota de muchas formas. Una de ellas es mostrarles cariño directamente, como puede ser decirle una frase en un tono de voz agradable. Los cachorros aprenden enseguida a responder con una voz agradable y lo mejor es utilizar siempre la misma expresión, como "buen perro", ya que así la asociarán siempre con un estímulo positivo.  Otra forma de premiar al perro es acariciarlo y abrazarlo. También se puede premiar al perro jugando con él, ya sea tirándole un juguete o una pelota.  Por último, la comida también es un premio muy eficaz y un mecanismo muy útil para cambiar su comportamiento.  Para ello se utilizan los premios de comida. Aunque este tipo de premios se utiliza a menudo en el entrenamiento de las mascotas, también representa una forma importante con la que el dueño puede demostrarle su cariño y reforzar su vínculo con el perro.

 

Atención

Los premios de comida son sin duda una recompensa muy eficaz para adiestrar a un perro. Una desventaja importante de darle premios de comida es el riesgo de que coma demasiado y con el paso del tiempo engorde. Es fundamental que los dueños se aseguren de que esto no pase y que controlen los premios de comida. No significa que se deban evitar, sino que deben utilizarse con prudencia.  Algunos premios se pueden dar en mayor cantidad que otros, por ejemplo, si son completos a nivel nutricional.  Si se le da un premio, es importante que la cantidad de comida se reduzca proporcionalmente para compensar así las calorías que tenga el premio. En otras palabras, el dueño debe controlar el peso de su mascota de forma regular y establecer un equilibrio óptimo entre los alimentos de las comidas y los premios.  Si el perro muestra tendencia a engordar demasiado, se deberán reducir las comidas, los premios o ambos.

 

Felicidad

Los alimentos y las comidas son una parte muy importante en el vínculo hombre-animal, ya que la comida es un gran premio para el perro, y muchos dueños disfrutan premiando con comida la lealtad de sus perros.  De hecho, pueden estar seguros de que con una alimentación correcta refuerzan y mejoran el vínculo que tienen con su mascota, al tiempo que garantizan que tanto perro como dueño estén sanos y felices.