Mucho más que un juego para perros


Mucho más que un juego para perros

Para tu perro el juego no es solo entretenimiento. A través de él, puedes enseñarle numerosos comportamientos y contribuir en su desarrollo físico y psíquico. Pero para que todo esto se desarrolle correctamente, debes seguir unas pautas.

Para empezar, elige juguetes que estimulen el olfato, rastreo o atrape. También son apropiados los juguetes con los que pueden tirar, pelotas fuertes y mordedores. Y es que la mejor consecuencia de enseñarle al cachorro a disfrutar de los juguetes para mordisquear es que esta actividad excluye otros comportamientos alternativos que nos resultan molestos, por ejemplo morder plantas, mobiliario o zapatos. Además, en la actualidad hay una amplia variedad de juguetes interactivos para que nuestros animales no se aburran. Otro excelente juego y que cansará mucho a tu perro puede ser el de esconderle los juguetes o premios para que los busque.

Sin embargo, cada vez que le des un juguete a tu perro debes tener en cuenta algunas recomendaciones. Nunca le persigas ni provoques que te persiga. Si el perro coge algo prohibido, simplemente ignóralo y ve en dirección opuesta. Cuando vea que su acto no genera ninguna reacción lo más probable es que deje lo que está haciendo y te siga. Procura que los objetos sean indestructibles para evitar que se los coma y pueda atragantarse.

Por último, no olvides que, para que tu perro obedezca tus normas, es muy importante que todos a su alrededor se las hagan cumplir de la misma manera. Aprovechad los juguetes para educarle casi sin que se dé cuenta.